Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
3 febrero 2012 5 03 /02 /febrero /2012 11:57

Leyendo mi anterior artículo me he dado cuenta de que no os he contado la leyenda de esta curiosa fuente. Aunque existen varias versiones de la historia, la más extendida cuenta que un comerciante (de los muchos que cada semana cruzaban las puertas de la muralla de Bruselas para vender en el mercadillo) perdió a su hijo entre la muchedumbre. El pueblo se volcó en la búsqueda del pequeño, que apareció dos días más tarde sin mucho aspecto de preocupación, haciendo pis en la calle. En agradecimiento a los vecinos, el padre le regaló al Ayuntamiento esta estatua.

Es típico regalarle ropita al niño. Por ejemplo, cuando hay un acontecimiento deportivo se le pone la camiseta del equipo correspondiente. Junto a la fuente hay una placa que indica los trajes que va a llevar cada mes. Según nuestra guía, el 8 de septiembre el meón siempre se viste con el traje asturiano. Extremadura celebra la fiesta de la Comunidad Autónoma el mismo día que Asturias, ¡algún año podrían disfrazarle de extremeño!

Cerca de la Grand Place encontramos también a la Niña meona. Esta fuente pertenece a un restaurante y está protegida por rejas que hacen difícil verla, pero ya que hemos visto al nene, no nos vayamos de la ciudad sin ver a la nena.   

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo
2 febrero 2012 4 02 /02 /febrero /2012 08:50

Afortunadamente, la huelga de Iberia no me afectó y pude aterrizar en Bruselas. Me lo he pasado muy bien en este viaje, aunque lo cierto es que me esperaba más de Bruselas. La ciudad tiene una plaza muy bonita y unos edificios imponentes, como la Basílica del Sagrado Corazón, el Palacio Real o el Palacio de Justicia, pero tal y como nos contó la guía, en el siglo pasado se cometió el error de tirar construcciones antiguas para levantar pisos muy feos a base de hierro y cristaleras. Por otra parte, he visto ciudades europeas mejor cuidadas; en Bruselas había fachadas oscuras por la humedad, con pintadas, etc. Ya me habían avisado de que el famoso Niño meón era muy pequeño, ¡pero no me lo imaginaba tan diminuto! Creo que el muñeco Nenuco es más grande que este personaje.

Bruselas--8-.JPG

Tranquilos, que no todo va a ser criticar. ¡La comida me  encantó! El plato típico son los mejillones con patatas fritas. Yo los probé en el restaurante Chez Leon, cerca de la Grand Place. Nos gastamos unos 30 euros por persona y mereció la pena. También es obligatorio probar los gofres y el chocolate artesanal de la tienda Leónidas. Para los amantes de la cerveza esto es un paraíso, pues hay más de 300 variedades. En los establecimientos se sirve cada marca con su propia copa, como por ejemplo una jarra con forma de castillo para la cerveza Kasteel, o una probeta de cristal para la Kwak.

Ha sido un viaje exprés ya que en tres días he visto tres ciudades. Gante vio nacer a Carlos V, rey que murió cerca de mi pueblo, en el Monasterio de Yuste. En esta ciudad flamenca se conservan numerosas iglesias y un hermoso castillo. Las poblaciones belgas más importantes cuentan con una torre de vigilancia (en su idioma llamada Belford) y se puede subir arriba para contemplar las vistas.

En último lugar os hablaré de Brujas, la localidad que más me ha gustado de todas. Los viquingos la bautizaron con el nombre de Brugge, "embarcadero", y se merece con creces estar declarada Patrimonio de la Humanidad.

Brujas--21-.JPGAquí sí se han preocupado por conservar todos y cada uno de sus maravillosos rincones. Os recomiendo ir en otra  fecha, porque yo pasé tanto frío que no me apeteció dar un paseo  en barca por sus preciosos canales. Me gustó mucho la historia de los beaterios, una especie de urbanización en la que vivían las beatas que no encontraban marido (debido a la guerra, había pocos hombres). El pueblo acudía a estas mujeres para pedirles (pagando) que rezasen por alguna causa (enfermedad de un familiar, etc.) y ellas oraban a la vez que se entretenían haciendo encaje de bolillos, un tejido muy famoso en Flandes que se puede comprar en las tiendas de souvenirs.

Insisto en que me he divertido mucho en esta excursión de inmersión lingüística organizada por mi profesora de francés de la Escuela de Idiomas. Además me han venido bien un par de días de vacaciones en el trabajo. Os recomiendo a todos que viajéis a Bélgica porque tiene una historia muy interesante. Bon voyage!

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo
15 noviembre 2011 2 15 /11 /noviembre /2011 12:27

Tenía el armario de mi habitación lleno de trastos y me daba pereza ordenarlo, pero el otro día me puse a la tarea y la verdad es que fue buena idea, porque encontré la libreta que llevé en mi excursión de fin de carrera en el año 2007, cuando conocí Praga y Budapest, dos ciudades que suelen ir juntas en los packs de las agencias de viaje a pesar de que entre ellas hay una distancia de ocho horas en autobús.

Personalmente me gustó más la capital checa que la húngara, aunque por supuesto me resultó muy interesante visitar Budapest por ser tan distinta al resto de ciudades europeas y parecerse más a las rusas. Recuerdo el paseo en barco por el Danubio, dejando la zona de Buda en una orilla y la de Pest en la otra (antiguamente eran dos municipios independientes). Recuerdo también la impresionante Plaza de los Héroes, de estilo helenista, donde hay grandes esculturas que representan la paz, la guerra o la prosperidad, y recuerdo el Parlamento, que aunque  está un poco descuidado es un edificio que impresiona. La ciudad de Sisí Emperatriz es conocida por sus puentes y  palacios, además de por el balneario Gellert, que se hizo famoso al salir en un anuncio de Danone.

Carretera y manta, atravesamos Eslovaquia y llegamos a la República Checa. La mitología judía cuenta que los checos crearon un ser de arcilla llamado Golem, el cual cobraba vida para defender a sus ciudadanos en las guerras. Una noche, por motivos que se desconocen, el Golem se volvió violento y comenzó a atacar a sus propios paisanos, quienes se vieron obligados a destruirlo. Se dice que sus restos están enterrados en una sinagoga, tras una puerta sellada para que no pueda escapar nunca. Las tiendas de souvenirs nunca pierden la oportunidad de sacar partido y venden figuritas de este personaje.

¡La ciudad de Kafka es preciosa! El edificio Colgante, el Parlamento, la Iglesia de San Vito… es una ciudad pequeña con montones de cosas para visitar. Sin duda, lo que más me gustó fue este puente:

puente-praga.jpg

La plaza principal también es muy bonita y desde el campanario de su iglesia tenéis unas vistas espectaculares. Además, esta torre ofrece un pequeño espectáculo de marionetas que danzan en torno a un reloj cada vez que marca una hora en punto.

El único matiz negativo del viaje fueron los robos que sufrieron algunos de mis compañeros en el hotel, pero por lo demás  fue una excursión que quiero repetir.

Y por cierto, no os vayáis de Praga sin asistir a una obra de teatro negro. Son un poco raras, pero eso las hace curiosas. No tienen diálogo, solo música, y son un poco surrealistas.

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo
7 noviembre 2011 1 07 /11 /noviembre /2011 09:35

Nuestro país vecino es un gran desconocido para muchos españoles (que no saben lo que se pierden, por cierto). Me encanta Portugal: la playa de arena blanca y estrellas de mar de Tavira, los castillos de cuento de hadas de Sintra, las espectaculares vistas de Marvao, el ambiente acogedor que se respira en Lisboa… A la riqueza arquitectónica y paisajística hay que sumarle la hospitalidad de los portugueses y su variedad gastronómica. El bacalao, el paté de sardinas y los pasteles de Belém son su especialidad.

El periódico Hoy de Extremadura dedica un artículo casi a diario a este país, en una sección titulada ¡Hola Portugal! Hay tantos pueblos por descubrir en la nación de al lado que cada dos o tres días escriben sobre un destino diferente y los periodistas siguen teniendo contenido de sobra para no repetir. ¡Escápate un fin de semana a Portugal! Yo estoy deseando conocer la isla de Madeira.

Aquí os dejo una foto de mi viaje a Sintra:

DSCN1556

 

 

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo
25 junio 2011 6 25 /06 /junio /2011 11:54

Hoy me he enterado de que mis primas a lo mejor van a Londres este verano, lo cual me ha traído muy buenos recuerdos, ya que yo viajé con una de ellas a esta increíble ciudad. Han pasado seis años de aquello y sigo pensando que, de momento, es el destino que más me ha gustado.

 

Londres es mucho más que el Big Ben o las cabinas telefónicas de color rojo. Para empezar… ¡la entrada a los museos es gratis! El arte está considerado por los ingleses como un bien público (así debería ser en todas partes). En la Galería Nacional disfruté de las pinturas de Matisse, Manet o Velázquez, mientras que en el Museo Británico me quedé con la boca abierta ante tantos restos egipcios, entre ellos la Piedra Rosetta, que sirvió para descifrar los enigmáticos jeroglíficos. Si quieres vivir la recreación de un terremoto con un temblor de suelo bastante realista y con objetos que se caen de las estanterías, visita el Museo de Historia Natural.

 

Las numerosas zonas verdes embellecen esta ciudad. Recuerdo que al entrar en Hyde Park, una ardilla me trepó por el pantalón y se me subió encima. A continuación, cinco patitos se cruzaron en mi camino siguiendo a la mamá pata hasta meterse en el lago, ¡qué graciosos todos los animalitos! Resulta agradable disfrutar de la naturaleza en pleno casco urbano. Junto a este parque tenemos Buckingham Palace, la residencia real. Si en su tejado ondea la bandera británica significa que la reina está en el palacio en ese momento. Aquí tiene lugar una de las mayores atracciones turísticas de Londres; el cambio de guardia, que en verano se realiza todas las mañanas y en invierno un día sí otro no. Consiste en la salida de los soldados que han estado trabajando en Buckingham toda la noche y la llegada de los que van a hacer el siguiente turno. Algo que puede parecer sencillo se convierte en un desfile de 45 minutos con caballos, tambores, trompetas…

 

Los amantes de los mercadillos al aire libre disfrutarán en Portobelo Road (calle que aparece en la película La Bruja novata) y en Candem Town (repleto de gente extravagante con vestimentas imposibles).  Por su parte, el mercado techado de Covent Garden hace las veces de escenario para malabaristas, músicos y artistas callejeros.

 

Como construcciones religiosas destacan la Catedral de San Pablo y la Abadía de Westminster, que aparece en la película El discurso del Rey como lugar donde se celebró la coronación del monarca. La Abadía se ubica frente al Parlamento con el reloj más famoso del mundo, el Big Ben (que recibe su nombre de la gran campana que hay en lo alto de esta torre).

 

Hablando de torres, no os vayáis de Londres sin visitar el castillo donde vivieron los Tudor y Ana Bolena, fortaleza conocida como The Tower. Aquí se conservan los instrumentos de tortura con los que supuestamente hacían justicia en aquella época. Hasta el día que visité el lugar, pensaba que un Befeater era simplemente un cubata, pero descubrí que se trata de un personaje parecido a los juglares, que vestido con abrigo rojo (como el de la etiqueta de la mencionada bebida) narraba por las calles noticias y chascarrillos. También con chaqueta roja y sombrero negro encontramos a los soldados que vigilan el lugar, quienes más bien parecen muñecos de cera porque no mueven ni una pestaña cuando el público se fotografía junto a ellos.

 

El castillo se encuentra a la orilla del río Támesis, cruzado de un lado a otro por diversos puentes. El más bonito de todos es Tower Bridge, construido en el siglo XIX guardando la armonía con la arquitectura de la fortaleza del siglo XII.

 

Londres es una ciudad para pasar al menos una semana. ¡Me encantó!

 

 

 

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo
15 junio 2011 3 15 /06 /junio /2011 08:34

En España pronunciamos el nombre de esta ciudad poniendo énfasis en la primera sílaba, como una palabra esdrújula, sin embargo, los holandeses la pronuncian como si fuese aguda. Su significado es “el dique sobre el río Amstel”, es decir, “Amstel-dam” (no estoy cometiendo una errata, el nombre del río termina en L y no en R).

 

Hace ya casi un año que viajé a la capital de las bicicletas y los canales. También podría llamarla la capital del “viva la vida”, porque me sorprendió el ambiente de jovialidad y tolerancia que se respira en Ámsterdam. Los canales estaban saturados de lanchas y barcas: en unas paseaban familias con niños comiendo pizza, en otras, parejas en una tarde romántica, había lanchas de cincuentones tomando una cervecita con los amigos mientras escuchaban un partido en la radio, las había hechas a mano con una tabla flotando sobre unos bidones, otras eran discotecas y restaurantes… Eso sí; todos los pasajeros, viajasen donde viajasen, se mostraban sonrientes, viviendo la vida, disfrutando de esos pequeños momentos que dan tanta felicidad. ¡Los canales desprendían alegría!

 

biciAmsterdam.jpgIgual de divertidas eran las calles: mercados de flores, turistas intentando no caerse de una bicicleta alquilada, holandeses expertos en el transporte a dos ruedas pedaleando a toda velocidad mientras los españoles nos apartábamos de su camino para no ser arrollados, restaurantes multiculturales (mexicanos, argentinos, italianos, chinos…), banderas del orgullo gay, escaparates con maniquíes humanos… y por supuesto los coffee shops. Estos establecimientos, en los que por cierto está prohibido vender alcohol, son cafeterías normales y corrientes en las que se permite “fumar”.

 

Amsterdam.jpgTuve la suerte de que una amiga que había estado allí antes que yo me había informado sobre un tour gratuito que se organiza cada mañana partiendo desde la Plaza Dam. En él, solo pagas la propina que tú consideres oportuna. Merece la pena conocer un lugar con un guía, pues nos enseñó la ciudad amenizando la caminata de tres horas con divertidas historias. Gracias a este tour supe por qué las fachadas de las casas holandesas tienen esos ganchos, y es que las escaleras de los edificios son tan estrechas que los muebles los meten por las ventanas amarrados a los salientes. También me enteré del curioso origen de Ámsterdam: para los marineros era un punto de descanso, por lo que enseguida se construyó en este apeadero lo que más demandaban los mocitos (una iglesia y un puticlub). Los curas y las prostitutas hacían negocio, puesto que, a cambio de dinero, se concedía un permiso a los visitantes para poder pecar durante su estancia aquí. Se mandaban los clientes unos a otros.

 

La ciudad no tiene demasiados monumentos, por lo que la recomiendo como destino de diversión, más que como un destino cultural, aunque es destacable el Museo Van Gogh. También hay que tener en cuenta que cuando estuve allí era el mes de agosto, e imagino que en pleno invierno todo estará más vacío. Pasé tres noches en Ámsterdam y no tuve tiempo de ver los famosos molinos, por este motivo os aconsejo que estéis al menos cuatro días para poder verlo todo.

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo

Presentación

Cuando viajo siempre llevo conmigo papel y lápiz. Me gusta tomar nota de los monumentos que visito, los restaurantes en los que como y las anécdotas que me suceden. Es una gran satisfacción abrir un cajón años después buscando otra cosa, encontrar por casualidad una libreta de unas vacaciones pasadas y revivir cosas que de no haber sido plasmadas por escrito sería incapaz de recordar.

 

Una idea me ronda en la cabeza desde hace tiempo: escribir un blog sobre viajes para compartir mis anotaciones con los demás. Por ese motivo nace este espacio, donde hablaré no sólo de los destinos que conozco, sino también de los que me gustaría conocer. Bienvenidos.

 

Un saludo,

Ana.

 

Categorías