Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
14 julio 2011 4 14 /07 /julio /2011 11:44

Para que te cunda el tiempo en un destino donde hay cientos de cosas que ver, es imprescindible planificar con antelación la ruta a seguir cada día. Debes dividir la ciudad por zonas y dedicar cada jornada a un área determinada, teniendo en cuenta qué día de la semana es el más apropiado para cada actividad.

 

Por ejemplo, en el caso de Nueva York, el mejor momento para conocer Harlem es el domingo, cuando se ofrecen misas Gospel. Este barrio hispano está junto a Central Park, y lo incluiremos en el mismo paquete turístico del día.

 

Las nuevas tecnologías nos facilitan la tarea en este sentido. ¡Yo ya tengo mis tickets adquiridos en la web para ver un partido de béisbol de los Yankees! No hagas colas innecesarias; puedes llevarte una mala sorpresa al descubrir que se han agotado las entradas después de una hora de espera.

 

Algunos países como Estados Unidos requieren un permiso de entrada para los extranjeros. Antes de partir no olvides rellenar el formulario llamado ESTA, donde te preguntan por ejemplo si colaboraste con la Alemania Nazi o si eres narcotraficante (¿alguien responderá afirmativamente?). El cuestionario se puede cumplimentar por Internet y cuesta 14 dólares. Llévalo en tu mochila, te lo pedirán al llegar al aeropuerto. Para que acepten tu pasaporte, éste no debe caducar antes de los próximos seis meses y ha de llevar la foto digitalizada (no sirven esos pasaportes antiguos en los que la foto iba pegada con pegamento). No creo que tengas problema en este sentido porque en España se expide el pasaporte biométrico desde el año 2006.

 

Las ciudades que más he disfrutado en mi vida han sido Londres y Lisboa, precisamente por llevarlo todo planificado. Siento que aproveché el tiempo al máximo y que apenas me dejé cosas por conocer. Esto no significa que no deje lugar a la improvisación, que también es divertida en las vacaciones: si al pasar por una calle me encuentro con algún monumento que no estuviese marcado en el mapa me paro a verlo, elijo sobre la marcha los restaurantes según la comida que se me antoje…

 

¡Lo que tengo claro es que quiero que mi viaje a las Américas sea muy completo!

 

 

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Varios
Comenta este artículo
25 junio 2011 6 25 /06 /junio /2011 11:54

Hoy me he enterado de que mis primas a lo mejor van a Londres este verano, lo cual me ha traído muy buenos recuerdos, ya que yo viajé con una de ellas a esta increíble ciudad. Han pasado seis años de aquello y sigo pensando que, de momento, es el destino que más me ha gustado.

 

Londres es mucho más que el Big Ben o las cabinas telefónicas de color rojo. Para empezar… ¡la entrada a los museos es gratis! El arte está considerado por los ingleses como un bien público (así debería ser en todas partes). En la Galería Nacional disfruté de las pinturas de Matisse, Manet o Velázquez, mientras que en el Museo Británico me quedé con la boca abierta ante tantos restos egipcios, entre ellos la Piedra Rosetta, que sirvió para descifrar los enigmáticos jeroglíficos. Si quieres vivir la recreación de un terremoto con un temblor de suelo bastante realista y con objetos que se caen de las estanterías, visita el Museo de Historia Natural.

 

Las numerosas zonas verdes embellecen esta ciudad. Recuerdo que al entrar en Hyde Park, una ardilla me trepó por el pantalón y se me subió encima. A continuación, cinco patitos se cruzaron en mi camino siguiendo a la mamá pata hasta meterse en el lago, ¡qué graciosos todos los animalitos! Resulta agradable disfrutar de la naturaleza en pleno casco urbano. Junto a este parque tenemos Buckingham Palace, la residencia real. Si en su tejado ondea la bandera británica significa que la reina está en el palacio en ese momento. Aquí tiene lugar una de las mayores atracciones turísticas de Londres; el cambio de guardia, que en verano se realiza todas las mañanas y en invierno un día sí otro no. Consiste en la salida de los soldados que han estado trabajando en Buckingham toda la noche y la llegada de los que van a hacer el siguiente turno. Algo que puede parecer sencillo se convierte en un desfile de 45 minutos con caballos, tambores, trompetas…

 

Los amantes de los mercadillos al aire libre disfrutarán en Portobelo Road (calle que aparece en la película La Bruja novata) y en Candem Town (repleto de gente extravagante con vestimentas imposibles).  Por su parte, el mercado techado de Covent Garden hace las veces de escenario para malabaristas, músicos y artistas callejeros.

 

Como construcciones religiosas destacan la Catedral de San Pablo y la Abadía de Westminster, que aparece en la película El discurso del Rey como lugar donde se celebró la coronación del monarca. La Abadía se ubica frente al Parlamento con el reloj más famoso del mundo, el Big Ben (que recibe su nombre de la gran campana que hay en lo alto de esta torre).

 

Hablando de torres, no os vayáis de Londres sin visitar el castillo donde vivieron los Tudor y Ana Bolena, fortaleza conocida como The Tower. Aquí se conservan los instrumentos de tortura con los que supuestamente hacían justicia en aquella época. Hasta el día que visité el lugar, pensaba que un Befeater era simplemente un cubata, pero descubrí que se trata de un personaje parecido a los juglares, que vestido con abrigo rojo (como el de la etiqueta de la mencionada bebida) narraba por las calles noticias y chascarrillos. También con chaqueta roja y sombrero negro encontramos a los soldados que vigilan el lugar, quienes más bien parecen muñecos de cera porque no mueven ni una pestaña cuando el público se fotografía junto a ellos.

 

El castillo se encuentra a la orilla del río Támesis, cruzado de un lado a otro por diversos puentes. El más bonito de todos es Tower Bridge, construido en el siglo XIX guardando la armonía con la arquitectura de la fortaleza del siglo XII.

 

Londres es una ciudad para pasar al menos una semana. ¡Me encantó!

 

 

 

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo
18 junio 2011 6 18 /06 /junio /2011 10:34

¡Ya está reservado! En agosto me voy a Nueva York, el destino que más ilusión me hace. ¡Voy a cumplir un sueño! Creo que los dos meses que me quedan por delante hasta la fecha de mi partida se me van a hacer eternos.

 

Tengo previsto pasar allí una semana. ¿Me dará tiempo a ver todo lo que quiero? Cuando viajo me gusta mimetizarme con la ciudad, es decir, intentar seguir el estilo de vida y las costumbres de los lugareños: probar todos los platos típicos, ir donde ellos van... En Nueva York me gustaría asistir a una misa Gospel (no porque yo sea devota, sino por observar otras formas de ser, de pensar, de comportarse...), ver un partido de baseball y una obra de teatro en Broadway, desayunar unos huevos fritos, comer un perrito caliente, hacer un picnic en Central Park...

 

¡Ya os contaré!

 

 

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en El Mundo
Comenta este artículo
17 junio 2011 5 17 /06 /junio /2011 12:29

Como amante del turismo y Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, me ha encantado el tema de hoy del blog El Turistario, que se publica en El País. En él se recogen los carteles más famosos que han anunciado España como destino vacacional.

 

Para un creativo publicitario debe ser un sueño que tu eslogan se recuerde más de 30 años después de su invención. ¿Quién no ha bromeado alguna vez con el lema “Spain is different”? Esta frase fue la protagonista de una campaña publicitaria hace varias décadas; un anuncio que recurre a los tópicos del toro y el flamenco, pero que debe ser entendido en el contexto de aquella época.

 

Y actualmente, ¿estamos publicitando bien nuestro país? ¿se nos conoce tan solo por el mencionado arte patrio y por las fiestas ibicencas? En mi opinión, tan mal no debemos estar haciéndolo cuando somos uno de los destinos más visitados a nivel mundial. Es posible que haya quien llegue hasta aquí con una idea algo anticuada sobre España, pero al descubrir que debido a nuestra Historia la Península Ibérica cuenta con restos romanos, medievales o judíos, al ver museos como El Prado, o al disfrutar de un sano gazpacho en un alborotado y alegre restaurante, está claro que el turista volverá a casa hablando maravillas sobre su viaje. La publicidad del boca a boca funciona muy bien, porque las personas nos fiamos de las opiniones de nuestros conocidos. Y para darle un empujoncito a la difusión de una opinión pública favorable, tenemos campañas como la de “I need Spain”.

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en España
Comenta este artículo
15 junio 2011 3 15 /06 /junio /2011 08:36

Tal vez mi vínculo sentimental con esta ciudad me haga ser subjetiva a la hora de describirla, pero creo que al margen de tener unos orígenes granaínos, nadie puede resistirse al llamado "embrujo de Granada".

 

Comencemos nuestra visita en el monumento estrella, la Alhambra (que en árabe significa La Roja, por el color rojizo de la arena andaluza que se utilizó en su construcción). La gran afluencia de público hace  imprescindible reservar las entradas con antelación. Podemos llegar hasta allí a pie partiendo desde Plaza Nueva, subiendo por la cuesta de Gomérez y paseando entre los fornidos árboles y los pequeños riachuelos que dan sensación de frescor aunque sea pleno verano. Tras un café en el Parador que encontramos de camino, continuaremos hasta el Palacio de Carlos V. El monarca ordenó levantarlo en el siglo XVI junto a la Alhambra y resulta curioso encontrar en un mismo lugar la arquitectura arábiga y la renacentista. El patio circular del Palacio es impresionante. Por su parte, la Alhambra tiene tres zonas:

·        La Alcazaba, fortaleza militar que albergaba las viviendas de los ciudadanos, sus tiendas y sus baños árabes. Es obligado hacerse una foto en la muralla, con las casas blancas del Albaicín de fondo. Este barrio está en la colina de enfrente, y verás los flashes de las cámaras de los turistas que desde allí fotografían la Alhambra a la vez que desde aquí les enfocamos a ellos con nuestro objetivo.

·        Los Palacios Nazaríes, estancias en las que se alojaron los reyes árabes y Fernando e Isabel los Católicos cuando conquistaron la ciudad. Las fuentes a ras de suelo están diseñadas de tal manera que el agua hace de espejo para reflejar las fachadas y aparentar una mayor magnitud de la construcción. Los grabados de los techos y paredes, con versículos sagrados, son espectaculares. El Patio de los Leones o la habitación de Juana la Loca son algunos de los espacios interiores del palacio.

·        Los Jardines del Generalife: metros y metros de jardín para el recreo de los reyes. Es un lugar precioso y en verano se organizan festivales de música y danza que han contado con artistas de la talla de Sara Baras.

 

Tras esta larga visita que nos ha llenado la vista, es hora de llenar el estómago. Bajamos de nuevo a Plaza Nueva para comer en las Bodegas Castañeda. Recomiendo pedir una “tabla caliente” para compartir (tortilla de patata, croquetas, habas con jamón que son el plato típico de Granada, carne, etc). De postre, un helado cassata en Los Italianos, en la Calle Gran Vía de Colón.

 

Ya que estamos aquí, tenemos delante la Catedral donde descansan los Reyes Católicos, así como la Alcaicería, antiguo zoco árabe de calles angostas que continúa cumpliendo la misma función hoy en día. Podemos merendar en la Plaza de Bibarrambla, que nos ofrece varias cafeterías.

 

Está atardeciendo, es hora de subir al mirador de San Nicolás en el Albaicín para ver la puesta de sol. Simplemente espectacular.

 

Para cenar, ve de “tapeo” por el centro, que te vas a poner las botas.

 

El resto de días que pases en Granada, puedes dedicarlos a visitar el Parque de las Ciencias y su restaurante giratorio elevado, la Plaza de Toros y los pubs que acoge en su interior, el parque de Federico García Lorca, donde se conserva la casa del poeta, el parque del Triunfo con el Hospital Real a sus espaldas, el Palacio de Congresos junto al río Genil, el monasterio de La Cartuja, la calle Elvira con sus teterías… ¡podría estar enunciando cosas durante líneas y líneas! Además… ¿cuántos destinos te ofrecen a la vez playa y montaña? 

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en España
Comenta este artículo
15 junio 2011 3 15 /06 /junio /2011 08:35

Cuando vi un reportaje sobre Costa Rica en el programa Españoles por el Mundo decidí marcar este país con una X en el mapa de lugares que quiero visitar. ¡Qué naturaleza más exuberante!

 

Siempre me han gustado los animales. De hecho, de pequeña quería ser veterinaria. Con el paso del tiempo me di cuenta de que se me daba mejor redactar que hacer ecuaciones, y estudié la hermosa rama de letras. Me encanta mi profesión y no la cambiaría, pero en el programa antes mencionado vi a una chica de mi edad que trabajaba rescatando osos perezosos y otros animales accidentados en la selva, y sentí cierta envidia. Bonito trabajo el de ayudar a preservar el entorno, más aún cuando se trata de un lugar que alberga el 6% de la biodiversidad total del planeta Tierra.

 

Costa Rica, con una superficie menor que el tamaño de Andalucía, es un país muy tranquilo. Todos los lugareños entrevistados recordaron a los espectadores que allí no tienen ejército y nunca han tenido problemas por ello, ya que no han sido atacados ni han sufrido guerras civiles. También comentaron que el índice de robos y atracos es menor que en las naciones limítrofes.

Otro incentivo que me animó a visitar esta tierra fue ver cómo hacían chocolate machacando el fruto artesanalmente, ¡con lo que a mí me gusta! El periodista lo probó y le pareció exquisito (por cierto, qué suerte ser reportero de Españoles por el Mundo, creo que es uno de los mejores trabajos que existen).

 

Como inconvenientes he de apuntar que es una zona de alto riesgo sísmico, y que me fijé en que las camas tenían cortinas, lo cual indica que la humedad y los mosquitos deben incordiar bastante.

 

No obstante, sitúo a este país entre mis preferencias para emprender un viajecito bastante interesante, y me despido con una frase que pronunciaron todos los entrevistados, ¡Costa Rica, pura vida!

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en El Mundo
Comenta este artículo
15 junio 2011 3 15 /06 /junio /2011 08:34

En España pronunciamos el nombre de esta ciudad poniendo énfasis en la primera sílaba, como una palabra esdrújula, sin embargo, los holandeses la pronuncian como si fuese aguda. Su significado es “el dique sobre el río Amstel”, es decir, “Amstel-dam” (no estoy cometiendo una errata, el nombre del río termina en L y no en R).

 

Hace ya casi un año que viajé a la capital de las bicicletas y los canales. También podría llamarla la capital del “viva la vida”, porque me sorprendió el ambiente de jovialidad y tolerancia que se respira en Ámsterdam. Los canales estaban saturados de lanchas y barcas: en unas paseaban familias con niños comiendo pizza, en otras, parejas en una tarde romántica, había lanchas de cincuentones tomando una cervecita con los amigos mientras escuchaban un partido en la radio, las había hechas a mano con una tabla flotando sobre unos bidones, otras eran discotecas y restaurantes… Eso sí; todos los pasajeros, viajasen donde viajasen, se mostraban sonrientes, viviendo la vida, disfrutando de esos pequeños momentos que dan tanta felicidad. ¡Los canales desprendían alegría!

 

biciAmsterdam.jpgIgual de divertidas eran las calles: mercados de flores, turistas intentando no caerse de una bicicleta alquilada, holandeses expertos en el transporte a dos ruedas pedaleando a toda velocidad mientras los españoles nos apartábamos de su camino para no ser arrollados, restaurantes multiculturales (mexicanos, argentinos, italianos, chinos…), banderas del orgullo gay, escaparates con maniquíes humanos… y por supuesto los coffee shops. Estos establecimientos, en los que por cierto está prohibido vender alcohol, son cafeterías normales y corrientes en las que se permite “fumar”.

 

Amsterdam.jpgTuve la suerte de que una amiga que había estado allí antes que yo me había informado sobre un tour gratuito que se organiza cada mañana partiendo desde la Plaza Dam. En él, solo pagas la propina que tú consideres oportuna. Merece la pena conocer un lugar con un guía, pues nos enseñó la ciudad amenizando la caminata de tres horas con divertidas historias. Gracias a este tour supe por qué las fachadas de las casas holandesas tienen esos ganchos, y es que las escaleras de los edificios son tan estrechas que los muebles los meten por las ventanas amarrados a los salientes. También me enteré del curioso origen de Ámsterdam: para los marineros era un punto de descanso, por lo que enseguida se construyó en este apeadero lo que más demandaban los mocitos (una iglesia y un puticlub). Los curas y las prostitutas hacían negocio, puesto que, a cambio de dinero, se concedía un permiso a los visitantes para poder pecar durante su estancia aquí. Se mandaban los clientes unos a otros.

 

La ciudad no tiene demasiados monumentos, por lo que la recomiendo como destino de diversión, más que como un destino cultural, aunque es destacable el Museo Van Gogh. También hay que tener en cuenta que cuando estuve allí era el mes de agosto, e imagino que en pleno invierno todo estará más vacío. Pasé tres noches en Ámsterdam y no tuve tiempo de ver los famosos molinos, por este motivo os aconsejo que estéis al menos cuatro días para poder verlo todo.

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo

Presentación

Cuando viajo siempre llevo conmigo papel y lápiz. Me gusta tomar nota de los monumentos que visito, los restaurantes en los que como y las anécdotas que me suceden. Es una gran satisfacción abrir un cajón años después buscando otra cosa, encontrar por casualidad una libreta de unas vacaciones pasadas y revivir cosas que de no haber sido plasmadas por escrito sería incapaz de recordar.

 

Una idea me ronda en la cabeza desde hace tiempo: escribir un blog sobre viajes para compartir mis anotaciones con los demás. Por ese motivo nace este espacio, donde hablaré no sólo de los destinos que conozco, sino también de los que me gustaría conocer. Bienvenidos.

 

Un saludo,

Ana.

 

Categorías