Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
2 octubre 2013 3 02 /10 /octubre /2013 14:28

P1040431Por fin lo hemos conseguido: mis primas y yo nos hemos puesto de acuerdo para hacer una escapada. El lugar elegido ha sido Marvao, un pueblo portugués que está a quince minutos de la frontera con la provincia de Cáceres, a la altura de Valencia de Alcántara.

Nos alojamos en un Bed & Breakfast que se llama Estalagem. El dueño es de lo más amable y todas las habitaciones tienen decoración rural, con suelos y techos de madera. Me pareció muy barato, 65€ una habitación triple con desayuno incluido.

pisciMarvao.jpgA pesar de haber ido el primer fin de semana de otoño hacía bastante calor y pudimos darnos un chapuzón en la piscina natural de Portagem, a cinco kilómetros de Marvao. Como son pueblecitos muy pequeños que se pueden visitar en un par de horas, recomiendo ir en verano para tener la posibilidad de hacer más actividades, por ejemplo bañarse. También ofertaban paseos a caballo, aunque nosotras no lo hicimos. Y casualmente el día que llegamos había un festival de música dentro del Castillo de Marvao, donde pusieron puestecitos de dulces, bebidas, pulseras, etc. y donde vimos actuar a varios grupos regionales. Según leí, en octubre organizan otro festival islámico, el Al Mossasa, de gastronomía y artesanía. Y en noviembre hacen un homenaje a la castaña.

Esta aldea de casitas blancas protegida por una muralla se ubica en lo alto de una colina a más de 800 metros de altitud. En la imagen de la izquierda podéis verla arriba en la montaña. La foto la hice desde la piscina natural.

Los amables vecinos nos contaron que Marvao parece un barco, por su forma vista desde el cielo y porque de noche sólo hay oscuridad, como en el mar, y las luces de los municipios próximos se asemejan a la costa contemplada desde aguas adentro.

La entrada al Castillo de Marvao cuesta 1,60€ (el día que yo estuve me costó 3€ porque incluía la entrada al festival). Lo primero que vemos al llegar es un pequeño jardín muy bonito. Una vez en su interior encontramos un Aljibe, el patio de Armas, y sobre todo unas espectaculares vistas. El horizonte parece infinito desde esas torres. Por cierto, ¡hay más de un cañón que apunta hacia España! Menos mal que están en desuso y que los portugueses son buena gente.

Cuando regreses a casa puedes hacer una parada en las ruinas romanas de Ammaia, pero seré sincera, no están muy bien conservadas y decepcionan un poco. En la zona también se pueden visitar dólmenes del megalítico.

No olvides probar los riquísimos productos típicos de la Comarca del Alentejo (cuyo nombre significa Alto Tajo): castañas, compotas, paté de aceitunas… ¡y por supuesto el bacalao!

 

Compartir este post

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en Europa
Comenta este artículo

Comentarios

Hambre de Viaje 02/06/2016 18:18

¡Enhorabuena por el post! Curiosamente, al hablarle en portugués al "guarda" del castillo, nos dejaron entrar gratis. Tuvimos suerte jeje. Aquí te dejamos nuestra experiencia, un saludo! http://hambredeviaje.blogspot.com.es/2016/02/marvao-donde-hacer-turismo-sabe-cielo.html

Presentación

Cuando viajo siempre llevo conmigo papel y lápiz. Me gusta tomar nota de los monumentos que visito, los restaurantes en los que como y las anécdotas que me suceden. Es una gran satisfacción abrir un cajón años después buscando otra cosa, encontrar por casualidad una libreta de unas vacaciones pasadas y revivir cosas que de no haber sido plasmadas por escrito sería incapaz de recordar.

 

Una idea me ronda en la cabeza desde hace tiempo: escribir un blog sobre viajes para compartir mis anotaciones con los demás. Por ese motivo nace este espacio, donde hablaré no sólo de los destinos que conozco, sino también de los que me gustaría conocer. Bienvenidos.

 

Un saludo,

Ana.

 

Categorías