Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
2 septiembre 2013 1 02 /09 /septiembre /2013 08:01

Como ya sabéis, hace un par de semanas estuve en Córdoba, una de las capitales de provincia más bonitas de España. A pesar de que yo prefiero el calor al frío, reconozco que la temperatura de agosto no es la más apropiada para hacer turismo, por eso os recomiendo visitar esta ciudad en primavera o a partir de septiembre. Aunque ir en verano también tiene sus ventajas, como por ejemplo la facilidad para encontrar aparcamiento. Con mi gorro en la cabeza y una botella de agua en la mano, pasé dos días recorriendo esta ciudad, cuyo Casco Histórico, mezcla de culturas, es Patrimonio de la Humanidad.

 

Romanos, judíos, musulmanes y cristianos han dejado su huella en Córdoba a lo largo de la Historia. Desde la orilla sur del Guadalquivir se contemplan unas espectaculares vistas que desvelan lo que vamos a descubrir al otro lado, en la ciudad intramuros.

DSC00671.JPG

El primer paso es cruzar el Puente Romano del siglo I antes de Cristo, que parte desde la Torre de la Calahorra y va a dar a la Puerta de la Plaza del Triunfo. Es uno de los puentes más bonitos que he visto en mi vida. Tiene 16 arcos y se eleva sobre el ancho cauce del río Guadalquivir, que no es navegable en este tramo.

 

Al llegar a la Plaza del Triunfo nos encontramos frente al monumento estrella de Córdoba: la Mezquita-Catedral. El origen de esta construcción es visigodo, si bien cada reinado la ha transformado siguiendo sus costumbres religiosas y culturales. Por ese motivo, entre las columnas del enorme templo conviven grabados islámicos e imágenes cristianas. La entrada cuesta 8€ y se compra en el patio de naranjos de la mezquita.

DSC00708.JPG

 

Las calles de alrededor ofrecen buenos sitios para comer. En el Bar Santos preparan una tortilla de patatas gigante que ha aparecido en programas de televisión como Un país para comérselo (concretamente en el minuto 25 del vídeo enlazado). En el restaurante Las Piconeras juegan con la historia de la ciudad y ofrecen, entre otras cosas, salmorejo y un cuscús árabe que me encantó.

 

Con la tripa satisfecha, podemos ir a la Plaza del Potro para ver el Museo del pintor Julio Romero de Torres, que como bien dice una canción, “pintó a la mujer morena”. Y es que este artista supo plasmar las cosas típicas de su ciudad: las mujeres de cabellos y ojos oscuros, las corridas de toros, etc. La entrada cuesta 4,50€ y aunque es un museo pequeñito creo que es una visita obligada para empaparse de la cultura cordobesa. En la misma plaza se ubica el Museo de Bellas Artes, de acceso gratuito, en el que se exponen cuadros de otros miembros de la familia Romero de Torres. Subiendo por la calle de Armas llegamos a la Plaza de la Corredera, que precisamente aparece en las pinturas antes citadas porque en ella se celebraban espectáculos como los toros. A mí me recordó a la Plaza Mayor de Madrid. A unos 50 metros de aquí se encuentra el Ayuntamiento y junto a éste, el Templo de Diana, unos restos romanos que no se encuentran muy bien conservados pero que van a ser rehabilitados próximamente, según dice un cartelito.

 

Cuando el sol se pone, el agua de las fuentes del Alcázar de los Reyes Católicos se mueve al son de un espectáculo de luz y sonido. El show en estos jardines es bonito, aunque la entrada me parece un poco cara, 6,80€. Creo que la próxima vez visitaré el Alcázar de día y por la noche iré a un espectáculo de caballos en las Caballerizas Reales.

 

Este primer día en Córdoba ha sido agotador, así que el segundo día en la ciudad será más tranquilo. Por la mañana podemos pasear por la judería, un barrio de calles estrechas, fachadas blancas, puertas azules y macetas con geranios en los patios. También podemos relajarnos en los baños árabes y así tomar fuerzas para visitar por la tarde Medina Azahara. Se trata de un yacimiento arqueológico ubicado a las afueras de Córdoba, dirección Palma del Río. Las ruinas de esta antigua ciudad musulmana se encuentran en una colina. Lo primero que veremos junto a la carretera será un museo que acoge ánforas y otros objetos hallados en la zona. Tuve la suerte de ir un viernes y descubrir que ese día la entrada es gratis. El mismo tique del museo te sirve para acceder al yacimiento, pero no se puede subir hasta allí en coche, sino en un autobús que cuesta 2€ y se toma en el aparcamiento que hay abajo. Medina Azahara me parece un tesoro arqueológico. Se aprecia a la perfección dónde estaban las plazas, los bebederos de los caballos, las calles… No doy más detalles para que os maravilléis vosotros mismos cuando lo veáis.

DSC00763.JPG

Compartir este post

Repost 0
Published by viajealcentrodelatierra - en España
Comenta este artículo

Comentarios

Rebeca 09/02/2013 08:57

La verdad que es una ciudad llena de historia, estuve hace tiempo y quede sorprendida por la Mezquita :)

Un bsaz

viajealcentrodelatierra 09/03/2013 08:28



Rebe es mi fan number one! ;-)



Presentación

Cuando viajo siempre llevo conmigo papel y lápiz. Me gusta tomar nota de los monumentos que visito, los restaurantes en los que como y las anécdotas que me suceden. Es una gran satisfacción abrir un cajón años después buscando otra cosa, encontrar por casualidad una libreta de unas vacaciones pasadas y revivir cosas que de no haber sido plasmadas por escrito sería incapaz de recordar.

 

Una idea me ronda en la cabeza desde hace tiempo: escribir un blog sobre viajes para compartir mis anotaciones con los demás. Por ese motivo nace este espacio, donde hablaré no sólo de los destinos que conozco, sino también de los que me gustaría conocer. Bienvenidos.

 

Un saludo,

Ana.

 

Categorías