Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog
7 agosto 2018 2 07 /08 /agosto /2018 22:48

Cuando era pequeña estuve de campamento en Losar de la Vera (Cáceres), un pueblo que se caracteriza porque los setos de sus calles están podados con formas artísticas.

Un seto con forma de elefante en Losar de la Vera.

Un seto con forma de elefante en Losar de la Vera.

Los niños del campamento hicimos una gymkana cuya última parada era la Heladería Antón Martín, y allí probé un helado artesano que me supo exquisito. A día de hoy, veinte años después, sigo pensando que la leche merengada de Losar de la Vera es la mejor del mundo.

Fachada de esta tradicional heladería verata.

Fachada de esta tradicional heladería verata.

Un día me acordé de aquella experiencia infantil y quise volver a repetirla. Recordaba perfectamente el sabor, pero no en qué calle del pueblo estaba la heladería. Al llegar a Losar tuve que hacer mi particular gymkana y preguntar a los lugareños, que me dijeron: ¡uy, pues está muy lejos! Cuando tan solo cinco minutos después llegué a mi destino, me hizo gracia lo diferente que es el concepto de las distancias para los habitantes de un pueblo o de una ciudad (y que conste que yo vivo en un pueblo).

Y por fin me senté en la terraza de la heladería, antaño cine de verano (todavía conserva el antiguo proyector), me tomé una leche merengada con canela y me supo exactamente igual de buena que cuando era pequeña. Y es que la receta artesanal se ha mantenido durante años.

Terraza de la heladería con su proyector.

Terraza de la heladería con su proyector.

Desde entonces, lo he convertido en una tradición. Todos los veranos voy al menos una vez a tomarme un vaso. El año pasado, eso sí, me llevé un chasco, porque fui el 14 de septiembre para celebrar mi cumpleaños y me lo encontré cerrado. Imagino que a mediados de septiembre hay menos turistas en el municipio y ya va haciendo fresquito (muy típico en la Comarca de la Vera), por lo que cerrarán sus puertas hasta la siguiente temporada.

Este año no lo he dejado pasar, y ayer fui a darme un homenaje, ¿queréis un poquito?

¡Exquisitez!

¡Exquisitez!

Compartir este post

Repost0

Comentarios

Presentación

Cuando viajo siempre llevo conmigo papel y lápiz. Me gusta tomar nota de los monumentos que visito, los restaurantes en los que como y las anécdotas que me suceden. Es una gran satisfacción abrir un cajón años después buscando otra cosa, encontrar por casualidad una libreta de unas vacaciones pasadas y revivir cosas que de no haber sido plasmadas por escrito sería incapaz de recordar.

 

Una idea me ronda en la cabeza desde hace tiempo: escribir un blog sobre viajes para compartir mis anotaciones con los demás. Por ese motivo nace este espacio, donde hablaré no sólo de los destinos que conozco, sino también de los que me gustaría conocer. Bienvenidos.

 

Un saludo,

Ana.

 

Categorías